En estos tiempos donde los ordenadores quieren sustituir a las personas, necesitamos detenernos un instante y descubrir “qué es la composición musical”

Una composición musical consiste en la combinación de los elementos musicales, sus partes y un añadido no cuantificable que es el compositor (eres tú, que sin tu inspiración en un tiempo y momento adecuado no sería posible la obra).

El proceso de crear una nueva pieza musical

Mucho se ha hablado de la planificación didáctica en el área de la música, sin poder encuadrarla en las prácticas musicales. Es necesario saber que los artistas que intervienen en la música tienen sus saberes, en modelos pedagógicos que no resultan claros. Sin embargo, pero estos no pueden contribuir a “cortar las alas” a múltiples compositores sin recursos.

Los criterios actuales que comprenden el hecho de que la composición es la integración de múltiples conocimientos musicales presentes en la praxis artística; tales como el diseño, la experimentación y la selección de sonoridades; así como la elaboración de estrategias compositivas; la aplicación de recursos, la toma de decisiones temporales, espaciales y formales, entre otros.

Robots capaces de hacer música

La digitalización no deja de lado al mundo musical. Tanto es así que no paran de surgir robots capaces de hacer la competencia a los compositores y cantantes. Por ejemplo, Shimon es un robot de ocho brazos capaz de cantar y componer canciones. De hecho, cuenta con perfil propio en Spotify. El autómata ha ido aprendiendo nuevas habilidades. Tanto es así que en la actualidad puede cantar, bailar un poco, escribir letras de canciones e incluso componer algunas melodías. 

Por su lado, LyricJam, es un sistema que genera letras de canciones con inteligencia artificial en tiempo real. Se trata de letras para música instrumental en vivo acorde con los diferentes estilos de los intérpretes, cuyos resultados pueden utilizarse para conformar nuevas piezas. Sin embargo, los expertos aclaran que esta aplicación no sustituye el trabajo de los músicos, aseguran su impacto en el desarrollo de nuevas líneas creativas y la improvisación.

Lo que está claro es que creación musical, además de contar con muchas dificultades y competencia, es una labor muy complicada. Y es que, implica el control de todos los elementos que participan en la música: el sonido en todos sus caracteres, la armonía, el ritmo, la estructuración formal, la tímbrica u orquestación…

En Legal&Arts compartimos todas tus dificultades y problemas en esta primera, segunda o tercera etapa, por ello, ponemos a tu disposición un grupo de abogados culturales experimentados, con muchos años de experiencia, que harán “que tu sueño sea una realidad”.

“Dedicado a todos los músicos y artistas que desde la adversidad y la soledad componen sus obras y contribuyen a ser felices a las personas que las disfrutamos”

info@abogadoscultirales.com | 672 618 675 | 976 40 06 84